octubre 23, 2016

NOTICIAS

La feria inmobiliaria de Barcelona abre sus puertas con 312 expositores

 

img-20161021-wa0021

La feria inmobiliaria Barcelona Meeting Point, que organiza el Consorci de la Zona Franca de Barcelona.  La feria, que cierra hoy domingo 23 de octubre, cuenta con la participación de 312 empresas participantes de 15 países, ocupa 22.000 metros cuadrados de superficie de exposición, y alberga un total de 22 jornadas con más de 92 ponentes de primer nivel internacional. La presente edición de BMP, que este año celebra su 20 aniversario, viene marcada por el dinamismo que está mostrando el sector inmobiliario español una vez consolidada su recuperación definitiva.

Además, el salón se vuelca con las actividades vinculadas al creciente interés por los alquileres y por la promoción de vivienda asequible, dado que existe una necesidad evidente de vivienda social. La vivienda de alquiler en España se encuentra a mucha distancia de lo que es habitual en otros países y los expertos del sector apuntan a que será uno de los motores inmobiliarios en los próximos años.


La patronal inmobiliaria se marca como reto el acceso de jóvenes a la vivienda.

La edificación de casas aumentará un 15% este año, según las previsiones de la Asociación de Promotores y Constructores de España.

sin-titulo-reducido

La Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE) prevé que la construcción de viviendas registre un incremento de hasta el 15% este año y se marca como reto facilitar el acceso a la vivienda de jóvenes en edad de emancipación. “Existe una demanda latente de primera vivienda para jóvenes que no se aborda con la intensidad que requiere”. Así lo ha señalado el presidente de APCE, Juan Antonio Gómez-Pintado, durante su intervención en el Congreso Nacional de la patronal de los promotores, que se celebra este miércoles y jueves en Madrid y al que asistirán más de 400 profesionales del sector de la vivienda.

Gómez-Pintado ha destacado que el sector presenta unas buenas expectativas para los próximos años, gracias a la recuperación de precios y al coste de los préstamos hipotecarios. Y, aunque es prematuro concluir que el mercado está normalizado, el incremento de la producción pasará del 3,8% del año pasado al 15% este ejercicio. Aunque con esperanzas de seguir creciendo en 2017 y 2018, ha subrayado que en este punto de inflexión del mercado inmobiliario hay que abordar cambios para asegurar un futuro prometedor.

El presidente de la patronal de promotores ha reclamado que la Administración juegue un papel “facilitador” mediante un marco regulador moderno, facilitando la gestión de licencias y de suelo y asegurando un entorno de seguridad jurídica. En esta línea, ha pedido la “simplificación, ordenamiento e integración de infinidad de tributos” y ha criticado la duplicidad y la confusión de tasas, así como el esfuerzo de carga fiscal del 25% en el precio final de la vivienda que penaliza los procesos de compra.

De igual forma, ha apostado por que se instauren sistemas informáticos para conseguir la gestión electrónica de licencias, el desarrollo del I+D+i, la entrada de capital a través de nuevas fórmulas y por que las empresas ganen tamaño ya que de lo contrario “es muy difícil que los flujos de inversión vengan al sector con normalidad”.